Pensamiento desinteresado..

Desarrollo personal, Motivación, Psicología

dar-y-recibir

No sé si tú te encuentras en la misma situación que yo, pero una de mis luchas se refiere a cómo desarrollar un pensamiento desinteresado. Estoy convencido de que desarrollar esta característica en mi vida me traerá felicidad y flexibilidad, pero pareciera que fuimos programados para buscar un beneficio propio en cada acción que tomamos.

Leyendo un poco del tema me topé con el libro “Piense para Obtener un Cambio” de John Maxwell donde coloca el pensamiento desinteresado como la clave para vivir una vida plena y sugiere seguir los siguientes pasos para desarrollarlo:

1-      Coloca primero a los demás:

El proceso comienza cuando entendemos profundamente que no todo gira en torno a nosotros mismos. El primer paso es hacer un compromiso mental y emocional de preocuparnos por los intereses y necesidades de otros.

2-      Exponte a situaciones donde las personas tengan necesidades:

Muchas veces al mantenernos en nuestro círculo social no tomamos un tiempo de explorar las necesidades reales del mundo. Una pequeña exposición que tuvieron Bill y Melinda Gates a la cantidad de niños que mueren diariamente por diarrea los llevó a fundar una de las organizaciones caritativas más grandes del mundo con logros impresionantes hasta el momento.

La manera de dar o exponerse a personas con necesidades no es lo más importante al principio. Puedes servir en tu iglesia, hacer donaciones a un banco de alimentos, ofrecerte como voluntario, etc. Lo importante es aprender a dar y cultivar el hábito de pensar de esa manera.

3-      Da de manera anónima:

Después de aprender a dar algo de ti, el siguiente paso es darlo asegurándote de no recibir nada a cambio. Dar de manera anónima te dará beneficios mentales, emocionales y hasta espirituales, pero no te dará reconocimiento… el cual le gusta tomar control y destruir el pensamiento desinteresado.

4-      Inviértete intencionalmente en las personas:

Otro aspecto importante es invertirte en otros. Normalmente se traduce en darles tu tiempo. Con los años nos damos cuenta que el valor del tiempo es mucho mayor que el valor del dinero y muchas personas se quedan tan sólo dando dinero… pero invertir tiempo es un nuevo nivel de compromiso.

5-      Verifica continuamente tus motivos:

Francois de la Rochefoulcauld dijo “Con frecuencia, lo que parece ser generosidad no es más que una ambición disfrazada, la cual pasa por alto un interés pequeño con el fin de asegurarse uno grande”.

Constantemente debemos examinar cuales son nuestras motivaciones reales. Recuerdo por muchos años dar a mi iglesia bajo la premisa de que si daba, Dios me bendeciría abundantemente. No estoy diciendo que lo último sea mentira, pero la motivación era incorrecta.

Una frase que me golpeó fuertemente fue la del educador Horace Mann que dijo: “Si al morir no has logrado alguna victoria para la humanidad, considéralo una vergüenza”.

http://www.liderazgohoy.com/5-pasos-pensamiento-desinteresado/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *