¿Dónde buscas la felicidad?..

Desarrollo personal

Según las investigaciones de Martin Seligman, padre de la psicología positiva, existen tres niveles en los que el hombre busca su felicidad. Como todos sabemos por experiencia propia, la felicidad no es un destino, sino pequeños momentos vividos o recordados. Me resulta realmente interesante el enfoque de Seligman, nivelando la felicidad, sobre todo, porque identificando en dónde buscamos la felicidad podemos descubrir dónde nos perdemos en realidad… o dónde nos alejamos de ella. Es decir, si en un extremo de la polaridad está la felicidad, en el otro extremo de esa misma polaridad está la infelicidad.

¿Quieres saber a qué me refiero? Pues sigue leyendo, te invito a que reflexiones sobre dónde te encuentras. Primero: identifica el nivel, esto es relativamente sencillo. Segundo: atrévete a ubicarte en la polaridad, ¿estás más cerca de un extremo o del otro? (en el caso del primer y segundo nivel de felicidad). Tercero: toma medidas, entra en acción, ¿qué estás dispuesto a hacer diferente para moverte de un lado a otro o para saltar de nivel?

El primer nivel es la vida placentera, en la que buscas lo gratificante, el placer y el cultivo de las emociones positivas. En el extremo de esta polaridad estarían

La sabiduría de la vejez..

Desarrollo personal, Motivación

Si tuviéramos la capacidad de regresar hacia atrás en el tiempo, seguramente tomaríamos otras decisiones. Nos diríamos a nosotros mismos que no debíamos preocuparnos tanto por ese examen o por tal persona, asumiríamos más riesgos y, seguramente, aprenderíamos a disfrutar más de las pequeñas cosas. Dicha sabiduría se adquiere con la experiencia, pero ¿y si no hiciera falta esperar para aprender y evitar posibles errores? Karl A. Pillemer, profesor de Desarrollo Humano en la Universidad de Cornell y gerontólogo de renombre internacional, se propuso resolver dicha pregunta en su libro 30 Lecciones para Vivir. Para ello, entrevistó a más de 1000 personas de entre 80 y 90 años para conocer cuáles eran sus principales aprendizajes. Pillemir se sorprendió con la honestidad inflexible de sus entrevistados, la cantidad de puntos en común que compartían a pesar de trayectorias tan diferentes y de cómo narraban con claridad extrema sus historias de amor, de pérdida, de lucha y de esperanza. Y el motivo es sencillo: cuando el tiempo se convierte en el recurso escaso, como diríamos los economistas, las prioridades se transforman.
Veamos algunas de las conclusiones de su estudio, que puede servirnos como aprendizaje:
No te obsesiones con el dinero: Cuando somos jóvenes podemos vernos tentados a condicionar nuestra trayectoria profesional en función del

Conclusiones científicas para ayudar a ser más feliz..

Desarrollo personal

Para alcanzar la felicidad, estas son diez de las conclusiones científicas más sólidas, a modo de consejo, a las que han llegado los expertos.

1. Haz ejercicio. Aunque sea durante 7 minutos.

Con frecuencia pensamos que no tenemos tiempo para hacer ejercicio, pero sólo siete minutos son suficientes para hacernos un poco más felices. ¿No tenemos siete minutos que extraer de nuestro apretado horario?

El ejercicio tiene un efecto tan profundo en nuestra felicidad y en nuestro bienestar que se ha convertido en una estrategia eficaz para combatir la depresión. Así lo probaba un estudio citado en el libro de Shawn Achor The Happiness Advantage. En él tres grupos de pacientes deprimidos fueron tratados con medicación, con deporte o con una combinación de ambos. Los resultados son verdaderamente sorprendentes: todos los grupos experimentaron una mejoría. Sin embargo,

Elige bien con quien invertir tu tiempo, aprende a identificar a las personas tóxicas..

Desarrollo personal, Psicología

Celosos, paranoicos, infantiles, egoístas y, en definitiva, asfixiantes. Las denominadas personalidades tóxicas son muchas y variadas, pero todas coinciden en que no aportan nada positivo a una relación, ya sea sentimental, de amistad, laboral o, incluso, familiar. Más bien, destruyen cualquier intento de crear vínculos sanos y mínimamente cordiales. Suelen traer consigo los malos rollos, todo les molesta, terminan por absorberte psíquicamente porque te requieren sólo para ellos, vacían tu cartera, no paran de pedir y, principalmente, te manipulan.

Lo más peligroso de estas personas, como advierte el psicólogo Albert J. Bernstein, autor de Vampiros emocionales (Edaf), es que nos roban la energía y apenas nos dejan respirar sin que ni siquiera nos demos cuenta. Y es que son expertos en

El ego y la confianza en uno mismo..

Desarrollo personal

La línea que separa al ego de la confianza en uno mismo muchas veces es realmente muy fina, hace falta bastante conocimiento en uno mismo para saber de que lado se está actuando en ese momento, pero lo que si está claro que no son lo mismo aunque a veces se les confunden.
Muchas veces las personas que actúan seguras de si mismas se las califica como soberbias, orgullosas, sin humildad o que son egocéntricas, puede que lo sean a veces pero para definirlos así, se deberá primero saber diferenciar estos dos elementos y que mejor primero hacer las prácticas con nuestra propia persona.