Parejas longevas y felices.. Cómo lograrlo?..

Desarrollo personal, Motivación

Esta semana John y Ann Betar han celebrado su 81 aniversario de boda en Estados Unidos. Son la pareja más longeva de su país. En España Justo Galindo y Lucía Rodríguez alcanzaron el mismo récord el pasado septiembre en Valdelacasa del Tajo; aunque ambos matrimonios distan todavía nueve años del conformado por los chinos Yang Shengzhong y su esposa Jin Jifen, quienes llegaron a celebrar sus 90 años juntos. En la actualidad, alrededor de 50 por cierto de los matrimonios prosperan en culturas occidentales, ¿pero también lo hacen en el amor? Un matrimonio longevo no significa necesariamente un matrimonio feliz, ya se sabe. De hecho, en los años 90 Glenn estudió parejas casadas veinte años atrás y solo el 25 por cierto conservaban o habían mejorado la felicidad alcanzada al principio.

Se puede continuar con una pareja por mil motivos y no ha de ser porque se sientan satisfechos en su relación, necesariamente. Se puede prolongar por los hijos, por cuestiones económicas, presiones religiosas o sociales, por vergüenza o por las bajas expectativas de encontrar una persona mejor, entre otras. Supongo que más de uno habrá conocido o incluso vivido, motivos como los anteriores. Así pues, si el contexto o nuestros principios condicionan la ruptura, ¿qué determina la felicidad? Hace un tiempo hablamos de cinco claves, pero ahora vamos a revisar otro enfoque diferente: la gestión de las tensiones individuales o de las paradojas en la pareja.

pareja-feliz
Cualquier decisión vital nos enfrenta a la duda de qué hubiera ocurrido si no la hubiéramos tomado. Esto mismo sucede en el amor. Cuando estamos con alguien, se abre el mundo de los anhelos o de las fantasías imaginándonos de otro modo o en otras situaciones. Conforme sepamos vivirlo, seremos capaces de mantener o de incrementar nuestra felicidad. Veamos cuáles son dichas tensiones, según el análisis de Yela y otros autores:

Deseo frente a posesión: Como resume el gran Oscar Wilde: “Solo hay dos tragedias en la vida: perder a quien se ama y conseguir a quien se ama”. Y no sé si será así, pero muchos de los “amores desgarradores” que he conocido han tenido la peculiaridad de haber sido imposibles. Desde ese lugar se construyen mundos de

La pareja no da la felicidad..

Desarrollo personal, Motivación, Psicología

Hollywood nos ha hecho un flaco favor. Nos entretienen sus películas pero nos crean modelos sociales que casi nunca existen. Así sucede con el amor. Posiblemente la pareja sea el apartado de nuestra vida donde habiten más fantasías e ideas preconcebidas: soñamos con príncipes o princesas azules (o rosas) que salen en las películas con final feliz, nos peleamos con forzar la realidad a lo que tenemos en la cabeza y buscamos esa pareja como bote salvavidas a nuestros problemas. Sin embargo, nos equivocamos. Como explica Joan Garriga en su libro El buen amor en la pareja:

pareja
“la pareja te puede dar la felicidad, pero no tiene el poder de hacerte feliz, lo cual es un matiz importante”.
Según este psicólogo y amigo, a quien admiro por su trabajo desde hace años, a través de la pareja podemos encontrar intimidad, sexualidad, ternura, sentido de pertenencia… pero no es el elixir para rescatarnos de nuestras insatisfacciones vitales. Sin embargo, ¿cuántos de nosotros anhelamos otra relación pensando que ahí estará la superación de nuestras frustraciones? Y no hablo solo de personas que están solteras o separadas, sino también de